8 cosas que hay que marcar antes del día de la mudanza

COMPARTIR:

¿El secreto de una mudanza sin problemas? El ajetreo previo a la mudanza. Prepárese con antelación con unos sabios consejos de Housers. Le presentamos las tareas esenciales que debe realizar antes de la mudanza.

1. Trasladar los servicios públicos

Evite quedarse sin luz, gas, agua o Internet organizando la conexión de sus servicios por adelantado. Hoy en día, los servicios se pueden contratar o transferir a la nueva dirección a través de Internet o por teléfono.

Adelántate a esta tarea para asegurarte de que tienes tiempo suficiente, y también el de tu proveedor, para solucionar las cosas. Cuanto antes lo hagas, podrás dedicar algo de tiempo a buscar el mejor plan para tus necesidades.

En lo que respecta a Internet, es posible que no tengas el mismo plan o producto disponible en tu nueva dirección.

2. Planifique su estrategia para el día de la mudanza

Lo primero que debe hacer es reservar los servicios de mudanza. Aunque no sepa el día exacto de la mudanza, inicie la conversación con la empresa de mudanzas que haya elegido para ver qué hay disponible y si existe la posibilidad de reservar horas.

Las buenas empresas de mudanzas pueden ser difíciles de encontrar y su tiempo se agota rápidamente. No se olvide de este punto vital.

La otra cosa que querrás tener en mente es una hoja de ruta general para el día de la mudanza. ¿Qué habitación hay que empaquetar y desempaquetar primero? ¿Cómo vas a distribuir la nueva casa? ¿Vas a llevar a los niños a casa de un amigo el día de la mudanza? ¿Y las mascotas?

El proceso de mudanza no consiste simplemente en trasladar los muebles de A a B. Siempre es mejor poner un plan por escrito, no sólo por tu cordura, sino para facilitar la comunicación con los demás implicados en la mudanza, ya sea la familia o el personal de mudanzas.

3. Inquilinos: hagan un informe de la propiedad

Si te vas a mudar a un nuevo alquiler, haz un informe sobre el estado de la propiedad antes de meter cualquier mueble en la nueva casa. Esto significa hacer un montón de fotos del nuevo espacio y rellenar a fondo un informe de estado que debería facilitarte el casero o el agente.

No tengas miedo de ser muy específico y llevar un montón de pruebas fotográficas para respaldar todo.

4. Empezar a limpiar el desorden

Empieza a vaciar los armarios y a vender o donar los objetos que no quieras. Si crees que vas a tener que dejar las cosas para que las recoja el ayuntamiento después de la mudanza, considera también la posibilidad de reservarlo. Limpia la despensa de los artículos caducados y retira los cosméticos o artículos de aseo viejos del cuarto de baño.

Asegúrate de que dejas tiempo suficiente para entrar en el garaje o el cobertizo y limpiar las cosas extrañas y maravillosas que inevitablemente se quedan allí.

Recuerda que los botes de pintura y otros productos químicos peligrosos requieren una eliminación especial: no se pueden tirar a la basura normal.

5. Comienza la limpieza más importante

Algunas cosas no pueden hacerse hasta que te hayas ido, como la limpieza de suelos o paredes. Pero las cosas pequeñas se pueden empezar a hacer con unos días de antelación.

Por ejemplo, empieza a quitar el polvo y a lavar las persianas. Si tu cocina tiene espacio entre la parte superior de los armarios y el techo, sube allí y empieza a fregar. Limpia las aspas del ventilador o los filtros del aire acondicionado.

Y si no tienes intención de limpiarlo tú mismo, ahora es el momento de organizar una limpieza para que venga cuando te hayas ido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*