Consejos para dar exámenes orales y aprobar

COMPARTIR:

Es un hecho que todo estudiante durante sus años de formación debe enfrentarse periódicamente a una serie de pruebas de diversa índole (como los exámenes orales) que permiten a sus instructores y profesores tener un idea de cómo ha sido la asimilación de los conocimientos impartidos. Como resultado de estas pruebas recibimos una calificación que irá marcando nuestro desempeño estudiantil.

Consejos para dar exámenes orales y aprobar

Dentro de todos estos tipos de pruebas diferentes a las que se somete cualquier educando, sin duda alguna las palmas se las llevan, en cuanto a grado de dificultad y temor que infunde entre los estudiantes, los exámenes orales.

La primera causa que motiva este terror involuntario al enfrentarnos a un examen oral es que al sentarnos ante la persona que nos examina solemos quedarnos en blanco, sentirnos totalmente indefensos y faltos de la preparación adecuada. La sensación se agrava si este tipo de prueba toca rendirla ante una comisión integrada por un grupo de severos examinadores, como sucede por ejemplo en las oposiciones.

Y lo primero que hace diferente un examen oral de otro cualquiera es que no disponemos del tiempo necesario para organizar las ideas o reflexionar sobre la pregunta, debemos comenzar a exponer la respuesta o el tema rápidamente, lo que provoca que muchas veces cosas que hemos estudiado no afloren a nuestra mente y obtengamos un resultado peor del esperado.

Cómo aprobar en los exámenes orales

Para que esto no te ocurra en el siguiente examen oral, te voy a dar unos trucos para prepararte que te harán salir airoso ante la prueba:

  • Memoriza textualmente el material que vas a exponer en caso de que no lo entiendas bien, pero lo mejor sería comprenderlo para que te fluyeran más fácilmente después las ideas, luego de haberte aprendido la materia, párate frente a un espejo (ese va a ser tu examinador) y comienza a practicar con él. Es importante que prestes atención a la entonación y la correcta dicción para que logres mejores resultados. Si la exposición tiene un tiempo limitado, cuida de ese detalle también mientras practicas.
  • Reproduce con un grupo de conocidos o familiares las condiciones del examen haciéndote la idea de que ese es el tribunal, que te realicen peguntas aleatorias sobre la temática que te toca rendir y que estas te tomen de sorpresa, repetidas prácticas de este tipo ayudarán a reducir el nivel de ansiedad y nerviosismo cuando te enfrentes a la prueba verdadera.
  • Organiza todos los contenidos de la temática a examinar de la forma mejor entendible para ti y que sean mejor de expresar oralmente. Si te lo permiten elabora un pequeño guión en unas tarjetitas como referencia para consultar el orden en el cual vas a exponer los temas. Es importante trasmitir al o los examinadores la sensación de seguridad que tienes sobre el tema que está exponiendo, esto evitará que te hagan muchas preguntas y te dará algunos puntos extras en la calificación.
  • De todos es conocido, que lo esencial para poder superar satisfactoriamente cualquier examen es la preparación, la constancia y el esfuerzo diario, al menos así ocurre para las pruebas escritas.
  • Pero cuando se trata de una prueba oral o algún proyecto que debemos defender ante un grupo de personas, a veces ninguna de estas vale de nada. En situaciones como estas los nervios suelen fallarnos y hacernos quedar mal. Es muy importante que preste particular atención al descanso y alimentación en temporada de exámenes para que no se agrave la situación estresante que de por si sola resulta rendir supera un examen oral.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*