La empresa china Chery construirá una fábrica de autos en Venezuela

Desde el estallido de la crisis financiera global, América Latina se ha convertido en uno de los tres mercados de ultramar más importantes para los fabricantes chinos de autos y se espera que Brasil, donde Chery ya cuenta con una planta, además de en Uruguay, se convierta este año en el cuarto mayor mercado de autos del mundo.

(SPANISH.CHINA.ORG.CN) – La empresa china Chery Automobile construirá una fábrica con una inversión de 200 millones de dólares en Venezuela, que será su segunda mayor en América Latina después de la establecida en Brasil, informó hoy martes el rotativo local en inglés China Daily.

Chery, el mayor exportador chino de automóviles y mayor fabricante independiente de automóviles del país asiático, firmó un acuerdo de cooperación con el Banco de Desarrollo de China y el gobierno venezolano para construir en ese país sudamericano una nueva fábrica, que entrará en funcionamiento a finales de este año y asegurará la posición de la compañía en el continente latinoamericano.

La nueva planta fabricará 20.000 automóviles al año, indicó Du Weiqiang, vicepresidente de Chery International, citado por el periódico.

“Venezuela no es un mercado abierto, lo que significa que tiene un gran potencial que podemos aprovechar si construimos una fábrica de montaje allí, para vender vehículos dentro del país. Además, Chery tiene mucha experiencia en los países latinoamericanos”, indicó Du.

La nueva planta será la primera automovilística china en Venezuela y ayudará a Chery a aumentar sus exportaciones.

En torno a 15 fabricantes de automóviles a nivel mundial, la mayoría de EEUU, la Unión Europea, Japón y la República de Corea, han creado en Venezuela fábricas con una capacidad de producción anual de 250.000 vehículos, para aprovechar el potencial de esa economía emergente.

Sin embargo, esta capacidad no satisface la demanda local por el momento, especialmente para autos asequibles, que es el nicho que precisamente ofrece la oportunidad a los fabricantes chinos de establecerse en el mercado venezolano.

“La nueva planta fabricará principalmente coches económicos para los consumidores locales”, manifestó Du.

Según el acuerdo mencionado, el Banco de Desarrollo de China concederá préstamos al gobierno venezolano y Chery transferirá tecnologías.

Venezuela importa cada año más del 50 por ciento de las piezas automovilísticas que utiliza, por lo que el gobierno del país sudamericano ha urgido a las empresas extranjeras que transfieran tecnologías a sus socios locales. El país, importante productor y exportador de petróleo crudo, lanzó en octubre de 2009 una serie de medidas de estímulo económico, que incluyó la construcción de infraestructuras y la simplificación de los trámites administrativos.

Hoy en día, Chery dispone de 16 bases de manufacturas en el extranjero, de las cuales dos se encuentran en América Latina (Brasil y Uruguay). La fábrica en Brasil, con una inversión de 400 millones de dólares, produce 150.000 autos al año, según el periódico.

De acuerdo con Du, los mercados latinoaméricanos son los que mejor se desempeñan de todos los negocios de Chery en el extranjero, gracias a la situación política estable, menos barreras comerciales y un mercado de consumo maduro.

Desde el estallido de la crisis financiera global, América Latina se ha convertido en uno de los tres mercados de ultramar más importantes para los fabricantes chinos de autos.

De acuerdo con expertos del sector, Brasil superaría a Alemania para convertirse este año en el cuarto mayor mercado de vehículos motorizados del mundo.